Comunicación judicial: debe ser más efectiva y menos defensiva

En el marco del IV Congreso de la Magistratura y la Función Judicial, se llevó a cabo un panel muy interesante sobre el Poder Judicial Bonaerense y los medios de comunicación. Durante el mismo expertos en el tema intercambiaron opiniones sobre la necesidad de comunicar y cómo hacerlo. Además, se planteó la importancia de mejorar el vínculo con la sociedad e incrementar la autoestima judicial.

Por primera vez el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires (CMFBSAS), organizador del evento, decidió “tomar el toro por las astas” y en vez de convocar a algún periodista reconocido para explicar cómo se debe comunicar desde la justicia, conformó este panel que integran miembros del grupo de profesionales que está trabajando en la comunicación judicial de la Provincia. 

En ese sentido, como uno de los coordinadores de los expositores, el presidente del Colegio Magistrados y Funcionarios de Quilmes y ex presidente de la titular de la Red de Jueces Penales Bonaerenses Mario Caputo explicó: “Todos sabemos que lo que no se comunica parecería que no existe, entonces realmente tenemos que comunicar y la idea es hacia afuera y hacia adentro. Que nuestros colegiados sepan qué es lo que se está haciendo y qué decisiones se toman dentro del Colegio. Y hacia afuera, hacia el periodismo pero también hacia los ciudadanos y hacia la gente de a pie. Que los jueces sólo hablan por sus sentencias es una gran mentira que tenemos que derribar porque nosotros tenemos mucho que decir y muchas cosas muy buenas que tenemos que mostrar”. 

En primer lugar hizo uso de la palabra Jorge D’Onofrio, periodista, profesor en DeporTEA y asesor del Colegio de Magistrados del Departamento Judicial Mar del Plata, quien sostuvo: “Frente a una noticia judicial, lo importante del trabajo diario de la comunicación es prevenir crisis. Es decir, que el periodismo no influya a la sociedad valiéndose de información de algunas de las partes involucradas, sino que cuente con datos imparciales. Desde el Colegio de Magistrados y Funcionarios de Mar del Plata nos ha dado muy buen resultado aplicar distintas herramientas. Una de ellas es la capacitación de periodistas por medio de cursos dados por magistrados y funcionarios; otra es tender puentes de comunicación más fluidos utilizar las nuevas herramientas de la Suprema Corte; además es importante facilitar todas las vías para poder chequear la fuente informativa, hay que estar dispuesto a atenderlos a cualquier hora y cualquier día; y también explicar la sentencias para que pueda ser utilizada como explicación emanada por los mismos jueces y se evita justamente las malas interpretaciones”. 

A continuación habló el director de Comunicación y Prensa de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Ezequiel Klass, quien centró su disertación en los nuevos canales de comunicación de la Corte. 

Manifestó: “En los últimos tiempos la Corte viene expandiendo los canales de comunicación con la sociedad, que es consecuente con una visión que tiene casi 20 años de historia dirigida a garantizar en forma operativa el derecho a la información en el ámbito del Poder Judicial de la Provincia. Esta expansión se afianzó en los últimos años a partir de la creciente incorporación de tecnologías de la información en todos los ámbitos de la gestión judicial, lo cual responde a una decisión estratégica de la Suprema Corte que también se manifiesta en la gestión de la comunicación judicial”. 

Y agregó: “Ya no es condición exclusiva suministrar a los medios de comunicación la información judicial, la gran diferencia ahora que a través de la administración de este sistema cada vez más amplio y profesionalizado de medios propios ya no se depende exclusivamente de medios externos para ser conocer la información de interés sobre las múltiples labores y servicios que desarrolla el servicio de justicia, sentencias y resoluciones, agendas de trabajo, indicadores de gestión, desde ya también la explicación de los problemas que tenemos y lo que se está haciendo para solucionarlos. En síntesis, aquello que resulta relevante en torno a la labor del servicio de Justicia puede ser reflejado a través de medios propios de acceso irrestricto con lenguaje claro y que responden a las actuales tendencias de búsqueda y acceso a la información”.

Klass destacó la presencia de la Suprema Corte no sólo mediante su página web, sino también en las redes Instagram, LinkedIn y YouTube (donde se transmiten en vivo los juicios más relevantes de la Provincia), que es el canal judicial con mayor cantidad de suscriptores del país (más de 63.000).

Al respecto, resaltó: “Un reciente estudio de una de las principales encuestadoras de opinión pública estableció que un 7,6% de la sociedad se informa por la televisión de aire; un 8,1% por radio; un 17,3% por televisión por cable; un 20,6% a través de los portales de medios de comunicación; un 1,8% por diarios de papel y un 40,9% se informa a través de las redes sociales. Es decir que la gestión de los nuevos canales informativos representa una vía apropiada para informar a la sociedad sobre el quehacer judicial. Nuevos canales que están caracterizados por estándares tecnológicos y estéticos contemporáneos que no compiten con los medios tradicionales y por el contrario son respetados tantos por periodistas como también por quienes manejan las tecnologías y las artísticas en medios de comunicación masivos medios, que al mismo tiempo pueden ser administrados sin estridencias cuidando los valores superiores de la prudencia y la imparcialidad con una impronta que busca continuamente hacer balance entre el acceso a la información y el respeto a la labor de magistrados y tribunales entre el principio de publicidad y las garantías del debido proceso”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Iberoamericana de Profesionales de la Comunicación Judicial, vocero del Colegio de Magistrados y Funcionarios Provincial y la FAM, y director de la cátedra de Justicia y Comunicación de la Escuela Nacional de la Judicatura de la República Dominicana, Kevin Lehmann, fue al hueso: “Tenemos que cambiar absolutamente el juego, tenemos que cambiar 100% el esfuerzo que estamos haciendo de comunicación judicial, porque estamos en un juego que no nos suma y sobre todo que ya no se nos impone”. 

A lo que agregó: “Hace ya 19 años que estoy en el colegio. Hemos construido confianza con los proyectos judiciales. Hay comunicación permanente, todos los días coordinamos acciones, estamos trabajando para profundizar y ampliar la comunicación judicial. Excepto alguna operación fallida durante la pandemia, el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires no recibe ataques sistemáticos. Estamos en una instancia en la que podemos comunicar de otra manera y nos estamos defendiendo inercialmente. No hay ninguna razón para que estemos a la defensiva y para eso tenemos que dejar de hablar casi exclusivamente de lo penal. Estamos en la agenda del dolor y no en la agenda del bienestar. No somos el Ministerio de Seguridad y hablamos casi exclusivamente de delitos de abuso de violencia, no hablamos de la felicidad cotidiana que aporta la existencia de un Poder Judicial a nuestra vida. Tenemos que hacer una política de comunicación de publicar eso hasta el hartazgo”.

Para culminar, señaló: “Tenemos que parar con la hartante interminable e injustificada autocrítica del Poder judicial de la provincia de Buenos Aires, tenemos que terminar con bajarle la mirada a cualquiera que se pare y nos levante el dedo. Le bajamos la mirada a cualquiera que nos cuestiona nuestro compromiso en temas de familia y tenemos 280.000 audiencias. Tenemos que pedir ayuda, involucrar y convocar a la sociedad pero mirándola a los ojos. Si nosotros no decimos que el Poder Judicial es un lugar digno no vamos a poder retener el talento se nos está yendo. Estamos subvencionando otras jurisdicciones con nuestro talento, no solamente por lo salarial sino también porque no nos estamos haciendo cargo de la dignidad, del honor, del orgullo, de lo medible y mostrable que es el desempeño del Poder Judicial. Tenemos que cambiar la política de comunicación judicial porque no vamos a construir confianza si no nos reconocemos dignos, si no nos mostramos, si no permitimos que nos vean, que nos midan, que nos evalúen, que nos vean de cerca. Esa es la única manera de construir confianza”. 

Como cierre el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y ex presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación Diego Molea expresó: “Venimos trabajando muchísimo en comunicación judicial y la primera pregunta es para qué sirve y qué estamos buscando con la comunicación judicial. Me encantó Kevin cuando arrancó diciendo que hay que cambiar todo porque lo cierto es que las formas de comunicación y los medios de comunicación de nuestra sociedad están cambiando mucho más rápido de lo que en el mundo académico. La imagen de la sociedad para con el Poder Judicial no viene cambiando tanto, sigue siendo negativa aunque se está haciendo una tarea enorme desde la comunicación judicial. Hay que mejorar el vínculo con la sociedad”. 

Y concluyó: “Hay que cambiar todo y tenemos que replantear todo, no alcanza con la comunicación judicial. Hay que abordarlo más desde la Ciencia de la Comunicación, tenemos que mejorar en primer lugar los puntos de acceso y en ese sentido también la alfabetización jurídica. Nuestra sociedad merece saber más, para que nadie la pueda engañar sobre cuestiones jurídicas y judiciales. Además, es necesario un lenguaje claro, promover la simpleza para que los puedan entender. También hay que construir medios propios porque esa es la voz objetiva”.