El juez negó el ingreso de alimentos a los Mapuches que usurparon una propiedad

El juez de garantías de Bariloche Ricardo Calcagno denegó el pedido de medida cautelar que había interpuesto la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (Apdh) para suministrar alimentos y abrigo a los integrantes de la comunidad mapuche del Lof Quemquemtreu en el paraje Tapera de los Álamos, Cuesta del Ternero, en inmediaciones de El Bolsón, Río Negro.

Se trata del grupo que hace poco más de una semana ingresaron a un predio, atacaron a sus dueños con gomeras y amedrentaron a las personas que trabajaban en el lugar bajo el argumento de “recuperación de tierras ancestrales”. 

Tanto el juez y como la fiscal sostuvieron que la autorización de ingreso de abrigo y alimentos al Lof Quemquemtreu en la zona de Cuesta del Ternero serían una forma de consolidar la usurpación y, por ello, se niegan a acceder al pedido.

Varios integrantes de esa comunidad originaria se encuentran aislados en el interior del territorio desde el viernes 24 de setiembre, cuando una comisión policial realizó un allanamiento luego de que el grupo haya usurpado la propiedad de forma violenta.

La autorización de ingreso de abrigo y alimentos al Lof Quemquemtreu en la zona de Cuesta del Ternero serían una forma de consolidar la usurpación

Los miembros del Lof Quemquemtreu intentaron resistir el accionar policial y desde ese día hasta hoy continuaban en el interior del predio. Integrantes de la Apdh, el Parlamento mapuche y otras organizaciones de derechos humanos se presentaron ante la fiscal Condón para solicitar que se cree una mesa de diálogo y un corredor humanitario.

Sin embargo, tras la negativa por parte del juez, el titular de la Apdh de Bariloche, Rubén Marigo, cuestionó la medida judicial y la definió como “lamentable” y “punitiva”.

El predio usurpado está ubicado en la ruta provincial 6, a 20 kilómetros del cruce con la ruta 40, en un sitio denominado Tapera de Los Álamos, en el paraje Cuesta del Ternero.

Se trata de un campo perteneciente a una empresa privada, parte de la cual fue arrasada por un voraz incendio forestal que afectó miles de hectáreas de forestación, especies autóctonas y varias viviendas, a principio de este año.

“Hemos solicitado una medida cautelar, que instaure una mesa de diálogo y permita llevar comida y abrigo a la comunidad que se encuentra en su territorio, la negativa del juez es prácticamente una medida punitiva, condena a los integrantes de la comunidad. Mujeres, hombres y niños al hambre y al frío, por razones de derechos humanos elementales deben habilitar un corredor humanitario”, señaló.

Por su parte, el representante de la comunidad mapuche, Nehuen Loncoman, al intervenir durante la audiencia, subrayó: “Ni a un reo condenado se le niega el agua, el alimento y el abrigo. Lo que están haciendo es violatorio de los derechos humanos más elementales”.

El juez y la fiscal sostuvieron que la autorización de ingreso de abrigo y alimentos al Lof Quemquemtreu en la zona de Cuesta del Ternero serían una forma de consolidar la usurpación y, por ello, se niegan a acceder al pedido.

La situación en los alrededores de la comunidad es tensa, con una concentración importante de efectivos de la policía rionegrina y del grupo espacial COER, los mismos agentes que días atrás ingresaron al lugar en busca de restituir a sus propietarios el predio.

Según consignó el portal Infoba, la lof Quemquemtreu no está registrada ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y esta sería una de sus primeras acciones de “lucha territorial”.

Rolando Rocco, uno de los propietarios del campo, explicó que “los encapuchados ingresaron al predio y cortaron distintas especies verdes que soportaron el paso del fuego, para poder armar barricadas y cerrar el predio”.

La lof Quemquemtreu no está registrada ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y esta sería una de sus primeras acciones de “lucha territorial”.

En diálogo con Infobae Rocco mencionó que “estuvimos más de 40 años sin cortar los árboles que nosotros mismos plantamos, como parte del proyecto forestal. Algunos los destruyó el incendio, del resto se está encargando este grupo autodenominado mapuche” y denunció además que los usurpadores “también destruyeron ejemplares autóctonos, cuya tala está prohibida por ley”.