La vacuna contra el cambio climático.

Mucho se habla sobre la necesidad de combatir el cambio climático y la crisis de extinción. Más aún en un año tan resonante en términos del vínculo entre la pandemia y la destrucción de los bosques, tráfico de fauna silvestre, etc. Sin embargo, a pesar de las advertencias y las evidencias, siempre queda la impresión de que lo que se hace no alcanza. En este marco la organización Banco de Bosques se planteó hace poco más de diez años invitar a público y empresas, no importa el tamaño, a tomar cartas en el asunto de manera directa y concreta.

“Cada vez que escuchamos la frase ´por cada hora que pasa desaparece una superficie de bosque del tamaño de 20 canchas de fútbol´ es verdad, es mucho pero se puede evitar en gran parte si neutralizamos la huella de carbono con bosques nativos en pie”, sostuvo Emiliano Ezcurra Director Ejecutivo de Banco de Bosques.

En su programa de mitigación de huella de carbono, alienta a las empresas y a los individuos a compensar la emisión de gases de efecto invernadero salvando m2 de bosques nativos.

Esta organización va directo a lo concreto cuando se trata de combatir el cambio climático veloz y eficazmente: evitar deforestación mediante la compra agrupada de propiedades con bosques nativos. Importantes empresas e incluso PyMES ya neutralizan su huella de carbono con la entidad.

La ONG desarrollo hace tiempo el sistema de donaciones de m2 de bosques georreferenciados. Combinando el google earth con un software muy simple y didáctico que traza un perímetro exacto con cientos de parcelas sobre el bosque que se procura salvar. Se trata siempre de alguna de las propiedades con bosque nativo en su interior, que salen permanentemente a la venta en el mercado inmobiliario de tierras. El sistema es simple, ese inmueble en la mayoría de los casos está destinado al mercado agropecuario, por eso se publican en los clasificados de los suplementos del “Campo” o “Rural”, el cliente natural será quien deba sacar el bosque para dar lugar a otro uso. Ahí es donde se produce la emisión del carbono a la atmósfera.

La destrucción de los bosques es responsable de más emisiones de GEI que la de todo el sector de transporte del mundo. Es por eso que es tan importante reducir, como mitigar la huella de carbono de nuestras actividades.

Banco de Bosques ofrece un camino simple que muchas empresas ya han tomado. Desde uno de los bancos más importantes del país hasta un Hotel Boutique en Mendoza o una pequeña empresa de transporte de combis, han decidido compensar su huella de carbono de esta forma. “Se salva el bosque y todas las especies que habitan en él como consecuencia de evitar que el carbono presente en los árboles sea emitido por medio del desmonte. Bueno para la empresa, bueno para el clima, bueno para la biodiversidad” agrega Ezcurra.

En Argentina perdemos bosques nativos a razón de entre 20 y 40 canchas de fútbol por hora.

Por último, y no menor, está la cuestión social en el territorio. Los bosques nativos generan una serie de servicios a las comunidades locales conocidos como servicios ecosistémicos. Desde la regulación hídrica, climática, hasta el turismo y, significativamente importante en tiempos de pandemia, la provisión de muchos componentes clave para la fabricación de medicinas que provienen de plantas presentes en muchos de los sistemas bosques del mundo.

“Según el tipo de bosque que se trate, varía el stock de carbono que almacene por hectárea, este cálculo se establece mediante métodos de medición serios y probados técnicamente que han sido consensuados por los principales expertos en la materia y muchos son la base de estándares a nivel global en lo que se conoce como mercado de carbono”, concluyó Darío Rodríguez, a cargo del Programa Carbono de Banco de Bosques.

Sin comentarios aún

Escribir un comentario sobre la nota

Your email address will not be published.