Murió el exjuez federal Norberto Oyarbide

Norberto Oyarbide

El exjuez federal Norberto Oyarbide murió a los 70 años de edad, tras estar varias semanas internado -y con respirador artificial- en terapia intensiva ya que padecía de una neumonía bilateral producto del coronavirus.

Oyarbide, nacido en la provincia de Entre Ríos el 1 de enero de 1951, inició su carrera judicial como auxiliar en 1976, poco antes del golpe militar, y pasó por varios cargos -como secretario de juzgado y fiscal- hasta llegar a juez federal en 1994, durante el Gobierno de Carlos Menem.

El exjuez tuvo siempre una alta exposición pública y mediática e instruyó causas de alto impacto político, en las que incluso investigó a altas autoridades como expresidentes desde los años 90 hasta 2019.

Oyarbide tuvo alrededor de medio centenar de pedidos de juicio político por presunto mal desempeño y en 2001 estuvo a punto de ser destituido, acusado de connivencia con la Policía Federal y de haber protegido prostíbulos de esta capital.

Pero, el mismo día de los atentados a las Torres Gemelas en Estados Unidos, el Senado Nacional lo ratificó en su cargo.

ESCÁNDALOS Y CASOS RESONANTES

Durante la época del menemismo, enfrentado con Domingo Cavallo, el exministro de Economía lo señaló como uno de los “jueces de la servilleta”, en alusión a una serie de candidatos que habrían sido anotados en un papel por el entonces ministro del Interior, Carlos Corach, para ser nombrados en el estratégico y poderoso fuero federal porteño.

El primero de sus muchos escándalos fue cuando fue filmado en un prostíbulo gay con un acompañante. Esas imágenes salieron en televisión y además fue denunciado por cobrar para proteger su funcionamiento.

A principios de los años 2000, Oyarbide se destacó por el fallo de revocamiento de la prisión domiciliaria al fallecido dictador militar Jorge Rafael Videla, y también la resolución en la que definió el accionar criminal de la Triple A como delitos de lesa humanidad.

Pero el polémico juez saltó definitivamente a la fama en el año 2009 cuando sobreseyó en una causa por presunto enriquecimiento ilícito a la entonces presidenta, Cristina Fernández, y a su marido, Néstor Kirchner.

En 2012, el exjuez sobreseyó a Amado Boudou en una causa por irregularidades en las refacciones del despacho de la vicepresidencia del Senado.

En 2016, enfrentó otro juicio político por admitir que había frenado un allanamiento a una financiera a pedido de un funcionario kirchnerista y renunció al cargo por presiones del Gobierno de Cambiemos. El entonces presidente Macri le aprobó la renuncia, lo cual le permitió cobrar la jubilación de privilegio como parte del Poder Judicial.

“Jamás tuve ningún tipo de presión, me voy porque todo en la vida tiene un principio y un final. Me voy porque necesito otras cosas para mi vida”, afirmó entonces Oyarbide al dejar Tribunales luego de más de dos décadas.

En febrero de este año Oyarbide se había sumado como panelista al programa radial de Coco Silly por Radio 10.

Fue en esa emisora que el exjuez aseguró que el expresidente Mauricio Macri le pidió que se “inhibiera” en las causas que lo involucraban, a través de “enviados especiales” que le intentaron ofrecer dinero con ese fin, propuesta que dijo haber rechazado ya que “no cotizaba en Bolsa”.

Sin comentarios aún

Escribir un comentario sobre la nota

Your email address will not be published.