Suspenden obras en la costa del Río de la Plata

La Justicia porteña dictó una medida cautelar que suspende las obras que estaba llevando a cabo el Gobierno de la Ciudad para crear una playa en la costa ribereña, a raíz de un amparo de la Defensoría del Pueblo. 

La Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires inició un amparo colectivo contra el Gobierno porteño a partir del comienzo de las obras del proyecto denominado “BA Playa”, una construcción de tres hectáreas de superficie con capacidad de hasta seis mil personas, para la creación de una playa en la costa del Río de la Plata donde se prevé un relleno de suelo con este fin. El 22 de diciembre, la Justicia porteña hizo lugar a la medida cautelar y ordenó que el Ejecutivo local suspenda las obras.

El BA Playa está proyectado en el Sector N°2 del Distrito Joven en la Costanera Norte. En este espacio se encontraban los restaurantes Rodizio, Tequila y Gardiner y el boliche Pacha. Estas concesiones empezaron a vencerse y el Gobierno quiere reprivatizar seis espacios que suman una superficie total de 2.2 hectáreas. Hasta el momento cuatro espacios ya fueron licitados y adjudicados.

La defensora del Pueblo porteña, María Rosa Muiños, argumentó que este proyecto facilita y promueve el contacto de los ciudadanos con aguas que se encuentran altamente contaminadas y que supone un riesgo cierto e inminente de salud pública para todos los habitantes que concurran al lugar. Además, aseguró que es violatorio del Plan Urbano Ambiental que establece que se debe respetar el perfil y/o silueta costera de los rellenos existentes del Río de la Plata.

Según afirmó “la realización de las obras pone en peligro la salud de las personas ya que están vinculadas con el ambiente, conforme a lo establecido por la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires (artículo 20) y el derecho a un ambiente sano que se debe preservar y defender en provecho de las generaciones presentes y futuras (artículo 26). Por otra parte, la Ley de Ambiente establece los principios de prevención y precautorio con el objetivo de que, en relación a los temas ambientales, se aborde la cuestión de manera integral tratando de prevenir los efectos negativos que se pueden producir”.

Asimismo, la Justicia ordenó la intervención de la Legislatura porteña al considerar que si se lleva adelante una acción para transformar o desafectar un espacio determinado de la ribera del Río de la Plata en un parque público, se requiere necesariamente la debida injerencia de ese organismo.

La medida cautelar también establece la notificación al Estado nacional a los efectos de que, en caso de estimarlo conveniente, informe sobre las obras en cuestión a la Comisión Administradora instaurada por el Tratado del Río de la Plata, en el marco del convenio suscripto entre los gobiernos de Argentina y Uruguay, en relación con la administración del Río.