Manuel Adorni: “estamos empezando con el cierre definitivo del INADI”

Lo confirmó el Vocero presidencial en la conferencia de prensa diaria. Se trata del “desmantelamiento de diferentes institutos que efectivamente no sirven absolutamente para nada o son grandes cajas de la política”.

imagen del edificio de INADIEl Gobierno de Javier Milei continúa con su intención de achicar el Estado a su mínima expresión, tal proclamó en su campaña para alcanzar la presidencia argentina.

En este sentido, el portavoz del Ejecutivo informó hoy que se está avanzando con el cierre definitivo de instituciones que desde el gobierno consideran como “lugares para generar empleo militante”.

El primero de ellos es el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, organismo creado mediante la Ley 24.515 en marzo de 2005, y cuya función principal es la de recibir y centralizar denuncias sobre conductas discriminatorias, xenofóbicas o racistas y llevar un registro de ellas a nivel nacional.

Adorni aclaró que este proceso demandará un tiempo hasta efectivizarse ya que “las cuestiones burocráticas hacen que los tiempos no siempre sean los que uno desea”.

Detalló además que el INADI cuenta con “alrededor de 400 empleados, tiene decenas de oficinas a lo largo y ancho del país y lo cierto es que estos institutos además siempre tienen la particularidad que en muchas oportunidades están conducidos por funcionarios de dudosa idoneidad”.

“Lo cierto es que no vamos a seguir financiando ni rosca política ni lugares donde se paguen favores políticos ni donde haya cientos o decenas de puestos jerárquicos que no suman absolutamente nada a un país, que como siempre digo, está absolutamente empobrecido”, agregó.

Además el funcionario señaló que “nos encantaría que el INADI esté cerrado hoy”, y que el mecanismo para el desmantelamiento y cierre de esta clase de organismos se harán en algunos casos por decreto y en otros “bastará con la decisión de cada ministro”.

Para concluir expresó que “empleado que esté de más no tiene razón de ser que un argentino abone su sueldo con el sacrificio que hace trabajando para pagar en parte los impuestos. Es un tema que iremos resolviendo instituto por instituto y de acuerdo a la calidad de cada empleado, no solo idónea sino contractual”.